Incautación de 80 toneladas de insumos fraudulentos para la elaboración de licor adulterado

Agosto 6 de 2021

En un operativo interinstitucional liderado por la Fiscalía General de la Nación en conjunto con el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos – Invima, se realizó la incautación de 80 toneladas de insumos fraudulentos utilizados para la falsificación de licores nacionales e importados.

El 3 de agosto del 2021 en la ciudad de Bogotá, se realizaron nueve (9) diligencias de registro y allanamiento, que permitieron el decomiso de 83.000 botellas de licor adulterado, 15.671 unidades de insumos secos como tapas, etiquetas, capuchones, botellas, estampillas, pimpinas, sellos de seguridad entre otros, 10 unidades de maquinaria artesanal empleada para el empaque de los licores y 1.000 litros de líquidos como alcohol, varsol y saborizantes. Asimismo, se logró incautar estupefacientes y diez millones de pesos en efectivo ($10.000.000).

El valor de todo el material incautado corresponde aproximadamente a cuatro mil ciento cincuenta millones de pesos (S4.150.000.000).

Es de resaltar que en el marco del allanamiento se materializaron nueve (9) capturas debidamente legalizadas ante el Juez de Control de Garantías, por los cargos expuestos en el código penal como concierto para delinquir (art. 340), corrupción de alimentos, productos médicos y material profiláctico (art. 372), usurpación de derechos de propiedad industrial (art. 306) y ejercicio ilícito monopolística de arbitrio rentístico (art. 312), además de la imposición de multas a los integrantes de la organización delictiva por un valor de $77’390.096.

Esta red se dedicaba a elaborar, comercializar y distribuir en Bogotá y en diferentes lugares del territorio colombiano (Soacha, Garzón y Pitalito-Huila) whisky y aguardiente de marcas reconocidas en el mercado, los cuales eran elaborados sin el cumplimiento de las condiciones sanitarias requeridas a partir de alcoholes y otros licores de baja calidad, en las residencias y bodegas de los integrantes de la organización.

La comercialización de estas bebidas adulteradas la realizaban en diferentes cigarrerías, discotecas de barrios, y utilizaban locales comerciales de venta de confitería y galletas, como fachada para poder ofrecer venta de licor a domicilio.

Este operativo también contó con el apoyo del Gaula Militar Cundinamarca, Rentas Departamentales de Cundinamarca, peritos privados de las diferentes marcas de licores nacionales e importados y el Invima con su Grupo de Trabajo Territorial Centro Oriente 2, la Unidad de Reacción Inmediata y la Dirección de Operaciones Sanitarias.

Invima mediante la realización de acciones de inspección, vigilancia y control – IVC, ratifica su compromiso con la salud pública de los colombianos, al mismo tiempo que hace un llamado para adquirir estos productos en lugares confiables, revisando que sus etiquetas no se vean averiadas, el contenido sea puro y sin partículas, y que las botellas estén selladas con todos los requerimientos de seguridad, ya que consumir licor adulterado puede ocasionar graves daños a la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *