Latinos rezagados con la vacuna

La falta de acceso al Internet es el principal impedimento para que los latinos se vacunen en los Estados Unidos. “Los latinos no tienen correo electrónico y no tienen computadores en sus hogares. Poseen celulares inteligentes, pero no lo usan para navegar el sistema de registración que exige llenar muchas páginas”, dijo James Rudyk, director ejecutivo de Norhwest Side Housing Center en Chicago, California.

Otro obstáculo es un inglés deficiente que no les permite leer o expresarse con soltura.

“Algunos latinos ni siquiera saben que ya existe una vacuna contra el Coronavirus”, dijo Gilda Pedraza, directora ejecutiva de Latino Community Fund en Atlanta, Georgia.

El mayor problema está en los ancianos o inmigrantes latinos recién llegados que no conocen el sistema de esta nación. Los indocumentados también tiene miedo a vacunarse “porque consideran que puede haber repercusiones negativas al momento de legalizarse”, añadió Pedraza. Es decir, que no les den los papeles porque fueron una carga pública.

Inclusive en ciudades como Nueva York la comunidad latina se está quedando atrás en la aplicación de la vacuna. El 29% de la población de esta ciudad es latina (2.5 millones) y menos del 10% se han vacunado.

Otro inconveniente es que gran parte de los latinos no tienen seguro médico o doctor primerio para que los oriente. El acceso deficiente a la salud se convierte en un impedimento para vacunarse.

A estas conclusiones llegó un informe del periódico The New York Times que fue publicado a finales del mes de marzo.

En la ciudad de Nueva York el alcalde Bill de Blasio ha hablado de la desigualdad en la aplicación de la vacuna en la comunidad inmigrante latina. Por eso hay campañas de vacunación en los medios de comunicación y se han abierto varios centros de vacunación en barrios como Corona y Jackson Heights en Queens.

A partir del 6 de abril, todas las personas mayores de edad pueden vacunarse. La vacuna puede adquirirse en algunas farmacias y clínica, hospitales públicos e inclusive en el estadio Citi Field del equipo de béisbol de Los Mets.

El gobernado Andrew Cuomo también lanzó en marzo el llamado “Passport Covid”, una aplicación que le permite al usuario mostrar si ha recibido la vacuna o tuvo una prueba negativa o positiva al Coronavirus. El Excelsior Pass funciona como la tarjeta de embarque a los aviones y ya se ha ensayado en partidos de baloncesto en Brooklyn. La información de esta aplicación es personal y privada.

Créditos: QueensLatino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *